El homenaje de Neymar a Stephen Hawking

Neymar hizo un supuesto homenaje a Stephen Hawking y se comparó con él porque está ahorita lesionado y está en silla de ruedas. Todos hicieron un dramón en twitter, pero la cuestión aquí es que estamos hablando de Neymar. Ese tipo de ridiculeces dan sentido a su vida. No hay de qué sorprenderse.

La boda de Ricky Martin

Se nos casó Ricky Martin, y lo hizo a escondidas. El cantante y su prometido contrajeron matrimonio en estos días, aunque todavía no han realizado la gran fiesta. Su familia se enojó porque ni a ellos los invitaron. Y los fans ni se diga, estaban muy sacados de onda. Pero nosotros opinamos que cada quien su vida.

Finlandia, el país más feliz del mundo

Acaba de salir un estudio donde dicen que Finlandia es el país más feliz del mundo. Este estudio está basado en calidad de vida, esperanza de vida y corrupción. Obviamente no nos extraña que Finlandia sea el país más feliz del mundo porque sus ciudadanos tienen garantizados sus derechos básicos. Algo que en los países de tercer mundo no sucede.

Los shows de Morrissey

Ese Morrissey es todo un loquillo. Primero se pone fresa porque quiere que durante su presentación en el Vive Latino se detenga la venta de carne y después se presenta en un programa matutino de variedades al estilo de VEnga la Alegría, con un espectáculo más chafa que el de Katy Perry en el Super Bowl, ¿Quén lo entiende?

La prohibición de Roku

Acaban de prohibir la venta de Roku en México porque Cablevisión entabló una demanda en contra de las empresas creadoras del dispositivo. Cablevisión argumenta que el dispositivo, como funciona actualmente, se presta para violar los derechos de autor. Nosotros creemos que esto ni siquiera es posible porque el éxito de Roku se basa principalmente en la libertad de la información. Algo que es completamente natural en el ser humano. Lo que no es natural es intentar cobrar para que las personas vean tus contenidos.

Entérate de más notas como estas: Genios que se vuelven rockstars: Guillermo del Toro t Stephen Hawking.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *